Especial Halloween: Mitos y leyendas de terror venezolanas

En Venezuela abundan los mitos y leyendas de ultratumba. Desde fantasmas a animales espeluznantes, las historias embrujadas de Venezuela están llenas de todo tipo de criaturas terroríficas, criaturas que te pondrían los pelos de punta y te erizarían la piel por la noche. En este especial de Halloween, te invitamos a conocer las 5 leyendas más terrorificas de Venezuela.

Venezuela es un país con muchas creencias populares, historias de fantasmas y casos peculiares que pueden erizarte la piel. Ya sea en los llanos, las ciudades, las lejanas y misteriosas montañas, la selva amazónica o incluso en las orillas del mar encontrarás historias que te pondrá los pelos de punta con sólo conocerlas.

En este especial de Halloween, la familia de navicu.com te contará 5 historias de terror venezolanas populares. Estos 5 espectros fueron en un principio personas comunes y corrientes como tú y yo, pero por tomar malas decisiones fueron convertidos en almas en pena que vagan por las distintas regiones de Venezuela.

Atormentados, solos y dejando el plano humano para convertirse en seres fantasmales que atormentan tanto a inocentes como culpables, lo cierto es que en esta selección de navicu.com encontrarás terroríficas leyendas venezolanas que te espantan y así pasar un Halloween diferente con nosotros. ¡Comencemos!

La terrorífica Sayona

Comenzamos esta selección con una de las leyendas venezolanas más conocidas en la región de los Llanos: La Sayona. Con múltiples apariciones en los estados venezolanos.

Existen muchas versiones acerca del origen de este espectro, pero el más divulgado es el siguiente: La Sayona era una mujer muy celosa de nombre Casilda, ella mató a su amante y a su madre por creer que tenían un romance secreto. Su madre, en sus últimos minutos de vida, lanzó una maldición hacia su propia hija, convirtiéndola así en un alma en pena que vaga por los llanos venezolanos hasta el final de los tiempos.

Su nombre de Sayona se debe a que porta un sayal negro con el cual cubre su extraordinaria belleza, engatusa a los hombres infieles para llevarlos a una trampa mortal y de esta forma acaba con la vida de los mismos. Algunos dicen que sólo asusta de muerte a los hombres, mientras que otros afirman que se da un festín con sus víctimas arrancando la carne con sus dientes afilados como espadas y uñas tan largas como lanzas.

Quizás lo más atemorizante es que es el único espectro de la lista que tiene la particularidad de metamorfosearse, esto significa que puede aparecer a los hombres infieles en la forma de un perro, lobo, un ave o en la mujer hermosa anteriormente mencionada.

El trato con el diablo del Doctor Knoche

Gottfried August Knoche, más conocido como el Doctor Knoche, fue un embalsamador alemán que vivió por muchos años en el pueblo de Galipán durante la época de la Guerra Federal. Debido a que es uno de los personajes más misteriosos de la historia de Venezuela, son muchas las versiones que se conocen acerca de sus métodos de embalsamamiento y preservación de los cadáveres.

La más contada fue que este Doctor hizo un trato faustiano (un pacto con el diablo) para crear un líquido que ayude a preservar durante muchos años el cuerpo de los muertos a cambio de las almas de las personas que embalsamaba. Satanás aceptó el trato y le concedió un líquido especial para conservar intacto a los muertos.

Se dice que el Doctor Knoche embalsamó más de 100 cadáveres, la gran mayoría soldados muertos durante la Guerra Federal. Su laboratorio se encontraba en la hacienda Buena Vista, en las cercanías del pueblo de Galipán, convirtiendo este lugar en un sitio lleno de misterios dentro de la montaña.

Aunque hoy en día la hacienda es un museo que puedes visitar, algunos lugareños cuentan que en las noches se pueden escuchar las almas en pena de los soldados y personas que embalsamó, haciendo del sitio un lugar maldito donde podrás ver apariciones fantasmales o escuchar gritos de agonía de las almas que jamás pudieron descansar en paz.

El Carretón Infernal de Puerto Cabello

Puerto Cabello es una ciudad costera de Carabobo con muchas historias de fantasmas y espectros que aparecen en sus calles. Sin embargo, una de las más conocidas por todo el pueblo es el llamado “Carretón Infernal”, un ente maligno que lleva las almas de los pecadores al infierno.

La leyenda cuenta que durante la época de la colonia, Puerto Cabello fue arrasado por una enfermedad parecida a la peste negra que asoló Europa en la Edad Media. Como eran muchos los cadáveres que estaban esparcidos por la ciudad porteña, un carretón pasaba por sus calles recogiendo montañas de cadáveres para luego ser transportados a una isla cercana al pueblo, arrojarlos allí y dejar que los zamuros se encargaran del resto.

Algunos afirman que el carretón infernal es el mismísimo Caronte (El ser mitológico que guía a los muertos al inframundo), otros dicen que es Lucifer el que maneja el carretón para llevarse a los enfermos o a los que están a punto de morir.

Lo cierto es que los cascos de los caballos y el sonido de las ruedas de madera aparecen durante las noches en el centro del pueblo, advirtiendo de esta forma que alguien morirá de forma agónica y lenta. También se dice que los caballos que tiran del carretón son en realidad los caballos del apocalipsis, por lo que este carretón sea uno de los entes fantasmales más espeluznantes dentro del pueblo de Puerto Cabello.

Los gritos angustiosos de La Loca Luz Caraballo

En Los Andes venezolanos podemos encontrar historias increíbles que te pondrán los pelos de punta, entre ellos resaltan la leyenda de de la Loca Luz Caraballo, una de las leyendas venezolanas más conocido en las montañas de Venezuela, sobre todo en Timotes, relato que incluso inspiró a Andrés Eloy Blanco a escribir el palabreo de la loca Luz Caraballo.

Según cuenta la historia dos de sus 5 hijos partieron a la guerra junto al libertador Simón Bolívar, ya que, según la leyenda, “se fueron detrás de un hombre a caballo” mientras que los demás murieron también de formas muy trágicas. Además, como si no fuese suficiente dolor la partida de sus hijos, poco después su marido fue reclutado y a causa de tanto sufrimiento quedó penando por todo el páramo desde Chachopo hasta Apartaderos a pocas horas de Mérida.

Existe una plaza conmemorativa a esta mujer visitada por infinidad de turistas la cual tiene una escultura y objetos que pertenecieron a Luz Caraballo en ella es muy posible que encuentres a niños que recitan el palabreo escrito por Andrés Eloy Blanco por si quieres conocer más a fondo esta historia.

El silbido aterrador del Silbón

Esta leyenda relata la historia de un joven llanero que asesinó a sus padres y está condenado a vagar eternamente con un saco lleno de los huesos de sus progenitores, se dice que mientras más cerca se escucha su popular silbido, más lejos está y mientras más lejos lo escuches más cerca está.

El silbon asesinó a su padre y lo destripó por haber asesinado a su esposa diciendo que era una "mujerzuela" y que se lo había buscado, en el momento del homicidio llegó su abuelo, y lo maldijo por haber matado a su padre alegando “Eso no se le hace a su padre…Maldito eres, pa´ toa´ la vida”.

Según la historia, este espectro llanero puede llegar a una casa en horas de la madrugada, descarga su saco de huesos y se pone a contarlos uno a uno. La leyenda se originó a mediados del siglo 19 en los llanos venezolanos, particularmente en la región de Guanarito, estado Portuguesa, extendiéndose también a los estados Apure y Guárico.